Puno

Congresista Burga se niega a ayudar a Carlos Ezeta

En noviembre del año pasado, cuando Carlos Ezeta (24) fue denunciado lanzarle un puñete al congresista Ricardo Burga (Acción Popular), este lo perdonó y dijo “me enseñaron desde niño a no guardar rencores”. Sin embargo, ahora que la Fiscalía ha pedido hasta 12 años de cárcel para el joven, el parlamentario se niega a ayudarlo.

Carlos Ezeta, quien la noche del miércoles reveló el riesgo de terminar en prisión por el lamentable incidente, afirmó que le pidió al legislador que, de alguna manera, haga un peritaje de parte. Agregó que la respuesta de Ricardo Burga fue: “No, no quiero saber nada más del asunto”.

25 DÍAS DE DESCANSO

Según el joven, quien en noviembre del 2020 participó en las marchas contra Manuel Merino, el Ministerio Público ahora está pidiendo de 6 a 12 años de cárcel en su contra por el presunto delito de lesione grave, pese a que el mismo congresista le aseguró que no iniciará acciones legales en su contra.

Ezeta indicó que le dijeron que tenía que hacer servicio comunitario, pero lo que le están imputando es prisión efectiva. Agregó que el informe del médico legista no está de acorde a la realidad porque indica que a Burga le dieron 25 días de descanso, cuando al día siguiente estuvo presente en la juramentación de Manuel Merino.

“FUE EN EL PÓMULO”

Agrega que el documento sostiene que la nariz de la víctima terminó rota, pero que el puñete “fue en el pómulo”. Como se recuerda, la agresión ocurrió cuando Ricardo Burga declaraba a la prensa frente al Congreso de la República. Ezeta apareció sorpresivamente y le lanzó un golpe de puño en la parte derecha del rostro.

Posteriormente, Ezeta declaró en un programa televisivo: “Estoy profundamente arrepentido de lo ocurrido y quisiera pedir disculpas al congresista porque mi acción no estuvo bien”.

“ESTOY PROFUNDAMENTE ARREPENTIDO”

“Sentí un impulso y le propiné un golpe en la cara al señor congresista (…) Estoy profundamente arrepentido”, había declarado a los policías de la comisaría San Andrés. “Fue un impulso generado por la indignación, por los hechos políticos que suceden en el país. No estaba premeditado”, indicó Ezeta, cuya madre también le rogó al congresista Ricardo Burga que perdone a su hijo.

El agresor fue detenido, pero al día siguiente el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Lima, durante una audiencia virtual, decidió dictarle comparecencia restringida y el cumplimiento ciertas reglas, como no ausentarse de la ciudad, acudir a las citaciones y someterse al control biométrico. – #CarlosEzeta #CongresodelaRepública #RicardoBurga #Política

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba