Puno

Crearán productos a base de kion

Para aprovechar mejor el potencial del kion, la Dra. Fiorella Cárdenas, docente de la Sección Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) lidera la investigación aplicada “Proceso integrado de obtención de bioproductos a partir de jengibre peruano (zingiber officinale) utilizando tecnología supercrítica y su aplicación como aditivo en la industria alimentaria”.

El proyecto consiste en extraer componentes del kion (aceite esencial, para obtener aromas; y oleorresina, como aditivos y saborizantes) para añadirlos a tres bioproductos: chocolate con aroma de kion, aceite de oliva y harina de trigo.

La expectativa es presentar nuevos productos a partir de la biodiversidad peruana, utilizando tecnologías no convencionales que son amigables con el ambiente. Queremos ir más allá de los productos aditivos hacia los productos finales alimentarios».

“El kion o jengibre ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. En esta pandemia, las exportaciones de kion se han incrementado en 300%. Junín es nuestro principal exportador. Nuestro objetivo es darle un valor agregado a este producto con el que se pueden elaborar diversos alimentos”, dijo la Dra. Cárdenas, quien trabaja en esta propuesta junto con la Dra. Madina Mansurova, investigadora del Instituto de Ciencias Ómicas y Biotecnología Aplicada (Icoba) y docente de la Sección Química.

Uno de los aspectos más importantes e innovadores de esta propuesta es el diseño de un proceso de producción libre de contaminantes. “Bajo el esquema de investigación aplicada, vamos a desarrollar un prototipo de un proceso de producción. Buscamos separar el aceite esencial y la oleorresina del kion a través de una técnica limpia que utiliza CO2, un solvente inocuo en comparación con otros solventes disponibles. Este proceso no genera residuos tóxicos y la calidad de los aceites que obtenemos es superior a la de los aceites tradicionales”, explicó Fiorella Cárdenas.

Además, para la obtención de estos productos, se utilizan temperaturas más bajas (entre 40 y 50 grados) que generan ahorro de energía. Durante el año 2020, los investigadores desarrollaron esta iniciativa que acaba de ganar un financiamiento de S/200 mil en la convocatoria de Proyectos de Investigación Aplicada y Desarrollo Tecnológico de Fondecyt. – #Bioproductos #Kion #PUCP #Salud&Bienestar

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba