Actualidad

Defensoría afirma que rondas campesinas torturaron a mujeres acusadas de “brujería” en Pataz

Las mujeres presuntamente secuestradas por las rondas campesinas del distrito de Chillia, en Pataz, La Libertad, fueron liberadas, pero habrían sido torturadas, según señaló el lunes José Luis Agüero, jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad.

José Luis Agüero manifestó a RPP que las mujeres habrían realizando una sanción denominada “cadena ronderil”, que consistiría en castigos físicos y no solo trabajos comunitarios.

“El prefecto acaba de decir que la cadena ronderil que están haciendo estas mujeres constituiría en hacer trabajo social, pero eso no es así. La cadena ronderil que se ha estado realizando es una sanción que consiste en hacer vigilia a los castigados, en este caso las dos mujeres, de día y de noche. Las pasan por comunidades y las castigan. Las desnudan, les ponen ortiga en el cuerpo, muchas veces con el látigo. No es que hagan trabajo social, eso no es verdad”, dijo el viernes por la noche.

Agüero indicó que los familiares de las mujeres acusadas han presentado a la Defensoría del Pueblo imágenes que evidenciarían “maltratos degradantes y humillantes” e incluso “tortura” por parte de las rondas campesinas.

“Las rondas juegan un papel muy importante. Sin duda, tiene autonomía en cuanto a su organización y el establecimiento del orden y de la seguridad en su comunidad, que son parte y brazo derecho de las comunidades en la zona rural, pero eso no les da la facultad, y está en la propia Constitución, para realizar actos contra los derechos humanos. La propia Constitución establece ese límite. El derecho que ellos tienen llega hasta el derecho de otros y no se puede realizar este tipo de actos como se ha visto en los videos donde las mujeres están colgadas de una viga o están siendo agredidas con látigo”, señaló al medio.

Por otro lado, este martes el subprefecto distrital Isaías Gonzales comunicó que las 8 mujeres fueron puestas en libertad.

FAMILIARES DENUNCIAN TORTURAS

El lunes, familiares de las mujeres detenidas sostuvieron que estas habían sido torturadas y golpeadas por las rondas campesinas.

Además, diversos organismos del Estado como la Defensoría del Pueblo, el ministerio de la Mujer, la Policía Nacional del Perú, entre otros, habían manifestado su rechazo tras el actuar de las rondas porque vulnera los derechos fundamentales de un ciudadano. Según familiares de las mujeres, las rondas no contaban con pruebas fehacientes para retenerlas.

Habían pasado 4 días desde este accionar. Una de las “condiciones” que ponía esta organización, es que liberarían a las mujeres, siempre y cuando los parientes de ellas retiren la denuncia por secuestro.

“La liberación de las mujeres se dará este lunes solo si los familiares de ellas retiran las denuncias por secuestro que han puesto contra los dirigentes ronderiles”, había indicado Manuel Quijano, presidente de las rondas campesinas del distrito para RPP.

“Las rondas campesinas han manifestado bien claro, se da libertad a sus familiares, que están plenamente identificadas y comprobados los trabajos de hechicería, siempre y cuando retiren las denuncias. Y si no retiran las denuncias, yo tampoco puedo hacer nada. La familia ha denunciado por secuestro”, agregó el dirigente.

Pese a que los familiares de las mujeres retenidas denunciaron que ellas habían sido golpeadas y torturadas por las rondas campesinas, Manuel Quijano, aseguró que los videos que se han difundido no son verdaderos y que no corresponden a su organización.

Fuente: Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba