Noticias

El jabón: la debilidad del coronavirus

Autor: Sthefanny Carrión Cobarrubias

Una higiene adecuada anula la capacidad de la estructura molecular del coronavirus de adherirse a nuestra piel. Nuestro docente del Departamento de Ciencias, Luis Ortega, explica el efecto del jabón en el virus.

Lavarse con agua y jabón impide que los virus y bacterias se adhieran a nuestra piel. Al realizar esta limpieza, nos deshacemos de todos los restos que podrían quedar en la superficie de nuestras manos. El Dr. Luis Ortega, docente del Departamento de Ciencias PUCP, nos brinda información para prevenir el coronavirus a través de una higiene adecuada.

Hay que evitar jabones con triclosán que, a pesar de ser un buen desinfectante, tiene efectos negativos para la salud.

¿Qué efecto tiene el jabón en el coronavirus?

Las bacterias y muchos virus, entre ellos el COVID-19, están recubiertos por una membrana que es, esencialmente, un conjunto de lípidos. Esta capa es afectada por la sustancia química “tensioactiva” del jabón.

Una fracción del jabón puede introducirse en la capa que rodea al virus y romperla, pues inactiva su capacidad de infectar células. De este modo, el material genético (ARN) del virus no queda impregnado en nuestras manos.

El día a día

Cada vez que salimos de casa, tocamos superficies –incluido el dinero– que han sido tocadas, a su vez, por decenas de personas. Si alguna de ellas tiene un virus o una bacteria causante de una enfermedad contagiosa, lo más probable es que estos permanezcan en esos espacios y que otra persona, al tocarlos, se los lleve en la mano. Esto, en sí, no causa que nos infectemos, pero si nos llevamos la mano a la cara y tocamos nuestras mucosas (ojos, nariz o boca), nos podemos contagiar rápidamente. Aunque no nos demos cuenta, nos tocamos la cara muchas veces al día.

La piel está compuesta por una capa de grasa que puede dañarse si nos estamos lavando continuamente. En ese caso, nos estaríamos exponiendo al ataque de nuevos virus y bacterias.

Los geles antibacteriales

Estos se caracterizan por tener un contenido de alcohol superior al 60%. Debemos tener en cuenta que aquellos que tengan una concentración inferior no sirven.

El alcohol en gel tiene una forma de destruir el virus diferente al jabón. En el caso del COVID-19, ataca a la membrana exterior que presenta diferentes tipos de proteínas. De esta forma, el coronavirus se inactiva, pues parte de su estructura se rompe y ya no tiene forma de entrar en nuestras células. Así no nos infecta.

Si bien los geles previenen el contagio, el jabón es más efectivo. Con este nos cubrimos rápidamente las manos, mientras que con los geles, a veces, hay que echarse bastante cantidad para tratar toda la superficie.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), de EE.UU., ha publicado una lista de potenciales agentes químicos efectivos para desinfectar superficies que podrían contener virus similares a este (se espera que sean efectivos contra el COVID-19).

Estos desinfectantes no son para uso en nuestra piel, solo en superficies que puedan contener el virus.

Fuente: .Edu

Puno comenta!

Deja una respuesta