Puno

El rol del Aprismo en el tiempo presente (PARTE 2)

La semana anterior escribí bajo este título, algunos lineamientos de lo que debe hacer el Aprismo en el tiempo presente y lo primero que debe hacer es lograr su propia estabilización institucional y eso se obtendrá realizando un Congreso Nacional unitario que ponga democráticamente a lo mejor del aprismo en la conducción del Partido.

El Perú espera mucho del APRA, por tanto requerimos estar a la altura de las circunstancias para ser coherentes con lo que hemos hecho permanentemente en defensa de la democracia y por ello nos reafirmamos en la necesidad de un diálogo nacional, descartar la Asamblea Constituyente, reafirmar el principio de autoridad y reactivar la economía.

Sin embargo, vastos sectores ciudadanos esperan de nosotros algunas definiciones:

DEFENSA DE LAS LIBERTADES. La libertad del ser humano está en la esencia misma del Aprismo, por eso históricamente nos hemos opuesto a toda fuerza totalitaria y uno de los puntos del programa máximo, así lo define “Solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo”.

Esa es nuestra gran diferencia con el comunismo; ellos no respetan las libertades ciudadanas; mientras nosotros defendemos el derecho cívico de reunión en forma pacífica y sin armas, ellos lo hacen de manera violenta y subversiva. Las libertades de información, opinión, expresión y difusión son parte de nuestro compromiso y nos apoyamos en la ejecutoria de dos gobiernos respetuosos de la libertad de prensa.

VIGENCIA DE LA DEMOCRACIA. El país requiere estabilidad social, política, jurídica y económica; si las circunstancias lo ameritan deben construirse los consensos para buscar salidas en el marco de la Constitución, nunca fuera de ella.

Uno de los aspectos es la elección democrática y la alternancia en el poder de las autoridades en todos los niveles, pero con un sistema electoral independiente, la actual presidencia del JNE no garantiza elecciones libres.

Como sabemos la democracia no solo es elegir cada cierto tiempo, implica no solo la igualdad de derechos, sino la igualdad de oportunidades y tenemos el objetivo de estrechar las brechas sociales, a eso llamamos Justicia Social.

ECONOMIA SOCIAL DE MERCADO. Desde la Constitución de 1979 se instituyó la economía social de mercado, concepto que se repitió en 1993; esto implica que el Estado asuma el rol promotor y regulador de la economía; el pluralismo económico, la iniciativa privada libre, la libre competencia, combata los monopolios y abuso de posiciones dominantes de mercado, libertad de contratación y la defensa de los consumidores.

Estos elementos deben tener como base la generación de confianza para la promoción de inversiones y la creación de empleo digno como la mejor forma de redistribución social y de dignificación de la persona en lugar de favorecerlo temporalmente con bonos, que deben usarse en casos extremos condicionados a la obtención de avances sociales en educación o salud por ejemplo.

Esta fórmula nos permitió reducir veinte puntos porcentuales la pobreza (48 a 27,9%) en nuestro gobierno 2006, y darle trabajo, luz y agua potable a tres millones de peruanos, logros sin precedentes en la vida republicana, lo que Alan García llamó “shock de inversiones” que debemos repetir para destrabar importantes proyectos públicos y privados.

(*) Excongresista de la República

* La Dirección periodística no se responsabiliza por los artículos firmados

The post El rol del Aprismo en el tiempo presente (PARTE 2) appeared first on La Noticia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba