Puno

El voto cruzado en las elecciones

En las elecciones de este domingo regirá el denominado voto cruzado, que es el derecho de los ciudadanos de elegir a un candidato como presidente, pero para congresistas y parlamentarios andinos a representantes de otro partido. Ahora que los electores no se guían tanto por la línea política del partido, sino por el mensaje, gestos y acciones de los candidatos, especialmente los presidenciales, el voto cruzado tendrá relevancia en los comicios.

Pero más allá de su influencia en la decisión de los electores y los resultados de las elecciones, el voto cruzado amerita un análisis más profundo, pues el que se elija a un presidente de un partido y como congresistas a representantes de otra organización política puede repercutir en el funcionamiento de los poderes Ejecutivo y Legislativo. La función del Congreso es primordialmente legislar, pero también fiscalizar las acciones y medidas del gobierno central; sin embargo, en los últimos años ha sido necesario darle prioridad a lo segundo, debido a los continuos casos de corrupción.

Quienes cuestionan el voto cruzado argumentan que este tipo de voto tendría sentido en un contexto donde los congresistas tuvieran plena libertad de voto en los plenarios, en lugar de estar sujetos a la disciplina partidaria. Sin embargo, en los últimos periodos hemos visto que, en muchos casos, los legisladores no necesariamente votan a favor de la posición de su partido.

También afirman que un Poder Ejecutivo sin mayoría en el Congreso vería minimizada su función de dar leyes que no encuentren el rechazo en el Legislativo. La verdad es que hace varios quinquenios que tenemos esta situación, pues la bancada mayoritaria del Congreso es de un partido político y el presidente de la República de otro. La situación, en un contexto de pandemia y con años venideros en que debemos unirnos para enfocarnos en la reconstrucción del país, no está para que, si el Legislativo aprueba una ley, el Ejecutivo la observe o viceversa, no porque esa propuesta no sea beneficiosa para el pueblo, sino con la única intención de darle la contra al contendor político.

Las autoridades que salgan elegidas tendrán la gran responsabilidad de deponer intereses personales y de grupo para contribuir con la marcha del país sin celos ni envidias políticas. El Perú, más que nunca, necesita autoridades honestas, capaces y responsables. – #congreso #LaNoticia #Legislativo #peru #PoderEjecutivo #Opinión

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba