Internacional

Final de Donald Trump, el inicio de una nueva etapa política y económica en Estados Unidos.

Tras aceptar la derrota, Joe Biden afirma cambiar la política y la economía a su país que fue enormemente afectado por la nueva enfermedad.

Después de mucho tiempo el ex-presidente Donald Trump acepta la derrota política que tiene en las actuales elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Donald Trump conocido por los ideales contra los inmigrantes de México, con su popular proyecto de la construcción del famoso muro que divide Estados Unidos con México, de esta manera busca disminuir el pase ilegal de personas a este país siendo una potencia mundial.

“El Congreso ha certificado los resultados electorales, una nueva Administración tomará posesión el 20 de enero y a partir de ahora me centraré en asegurar una transición de poder fácil, ordenada y sin interrupciones. Es el momento de la reconciliación y de sanar heridas”, dijo el mandatario desde un atril en la Casa Blanca, para acabar con un mensaje de despedida: “A los ciudadanos de Estados Unidos, serviros como presidente ha sido el honor de mi vida. A todos mis maravillosos seguidores, sé que estáis decepcionados, pero nuestro increíble viaje acaba de empezar”.

 

De esta manera se da inicio al gobierno de Joe Biden, se cree que la principal causa de la aceptación de cambio político fueron las amenazas de “Impeachment”, considerado un proceso de cambio político drástico donde se le obligaba abandonar la casa blanca. Tras esto Trump menciono su retiro y el cambio de presidente con Joe, Aun así durante diferentes entrevistas seguía mencionándose sobre el fraude que se cree que ocurrió en las elecciones dando ganador a Biden.

Donald Trump admitió por fin su derrota este jueves por la noche. La derrota en las urnas y, también, la que ha sufrido esta semana en su pulso contra las instituciones de Estados Unidos, contra la democracia. El presidente se dirigió a los ciudadanos en un vídeo de dos minutos y 41 segundos en los que capituló, condenó la violencia provocada por los ultras en el Congreso y se comprometió a facilitar la transición hacia el próximo presidente, el demócrata Joe Biden. Por primera vez, no mencionó ningún supuesto fraude. Ante un país conmocionado, donde se multiplicaban las voces que pedían destituirlo por incapacidad, el magnate neoyorquino asumió que había llegado al final de la escapada.
Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba