Puno

La histórica lucha de los fonavistas

Cerca de 2 millones de aportantes del FONAVI están a punto de ganar la última batalla para la devolución total del dinero que, mes a mes, les descontaron de sus sueldos a cambio del sueño de la casa propia que, infame e injustamente, nunca se hizo realidad. Fue un fraude millonario que hizo pasar penurias a millones de familias durante décadas. Felizmente, se ha encendido una luz de justicia al fondo del túnel. Como todo drama socioeconómico, esta es una larga historia llena de ilusión, sacrificio y decepción. Y también, claro está, de lucha intensa.

El ‘background’, técnica que usamos los periodistas para retroceder en el tiempo, nos lleva hasta 1979, año en que el Fondo Nacional de Vivienda (FONAVI) fue creado por el Decreto Ley 22591 dado por el gobierno de Francisco Morales Bermúdez, el presidente que derrocó a Juan Velasco Alvarado. El supuesto objetivo era el financiamiento para la construcción o adquisición de viviendas para los trabajadores. Hasta entonces, nadie sospechaba que estaba naciendo una gran estafa.

Entre los años 1985 y 1992 se recaudaron 13 mil millones de soles; y entre 1992 y 1998 otros 6 mil millones más. Las cifras anteriores a esas fechas no se pudieron calcular debido a un incendio que se produjo en el Banco de la Nación en el año 2000, durante el régimen de Alberto Fujimori, en el cual se perdieron cerros de documentos. Finalmente, el dinero fue utilizado para construcciones eléctricas.

Cuando empezaron las sospechas de los fonavistas y la prensa, en 1998, a los aportes se les cambió de nombre y se les asignó el concepto de Impuesto Extraordinario de Solidaridad. Recién en el 2004 el fondo fue derogado debido a las irregularidades en sus cifras.

En el 2008, la Presidencia del Consejo de Ministros creó la comisión multisectorial para investigar qué pasó con el dinero del FONAVI. Se estimó que el dinero desaparecido entre 1979 y 1998 llegaba a la friolera suma de 10 mil millones de soles. Fue entonces cuando empezó la lucha de los fonavistas, quienes empezaron a reclamar su dinero, que, debido a las bases legales, se tenía que devolver si era utilizado para otros fines.

La Asociación de Fonavistas del Pueblo del Perú, liderada por Andrés Alcántara, inició una dura batalla para la devolución. En las elecciones regionales y municipales del 2010 se realizó adicionalmente un referéndum para la aprobación o desaprobación del “Proyecto de Ley de Devolución del dinero del FONAVI”. La iniciativa fue aprobada con el 66.474% de votos de la población. Mañana, en el Pleno del Congreso, debe votarse por el dictamen de la ley para la devolución total de la deuda que el Estado les tiene a los fonavistas. Todo indica que por fin se hará justicia. Es una lucha histórica que merece verse coronada por el éxito. – #AlbertoFujimori #FONAVI #fonavistas #JuanVelascoAlvarado #LaNoticia #Opinión

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba