Puno

La primera victima: la libertad de expresión

No ha empezado aún el gobierno del Sr. Pedro Castillo Terrones y ya produjo la primera víctima en el rubro de libertades; bajo su firma de puño y letra, ha presentado una denuncia contra un grupo de periodistas de Willax TV por presunta difamación bajo el patrocinio del inefable abogado Julián Palacín en carta dirigida al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Esta infame iniciativa tiene como objetivo amedrentar a todo periodista que ose criticar a los poderosos del gobierno y constituye una intrusión del Poder Ejecutivo sobre la prensa libre.

El agravante de esta denuncia es que será gente designada por Pedro Castillo quien al asumir, designará al titular de la cartera del MTC, quien a su vez deberá resolver esta denuncia, quizás imponiendo multas u otras sanciones.

Haría muy bien la actual administración antes de irse de archivar la denuncia, pero como eso es improbable, ésta quedará en pie para que el designado por Castillo Terrores resuelva la denuncia de Castillo Terrones. Las consecuencias pueden ser inimaginables.

Por otra parte, la Fiscal Juana Meza abrió investigación contra Phillips Butters y Beto Ortiz por conspiración para sedición, pues al darse cuenta de la grave equivocación al acudir al Procurador del MTC para que promueva una improcedente acción privada de difamación, la han reconvertido en una denuncia penal perseguible por el Ministerio Público, que en este caso actúa con la celeridad que no demuestra en otros casos gravísimos, como Los Dinámicos del Centro cuya diligencia de allanamiento fue postergada “hasta después de las elecciones”.

Otros han amenazado a Milagros Leiva y Beto Ortiz con querellarlos por decirles sus verdades.

Debo recordar que lo que estamos empezando a ver, es una película ya vista en Venezuela donde la prensa apoyó a Chávez en su primera parte hasta que empezaron las críticas y el chavismo les lanzó a los Colectivos chavistas a agredir a los periodistas; luego vino el cierre de RCTV y creó los organismos gubernamentales para sancionar con multas siderales a los periodistas y a la empresa.

También los obligó a vender los canales GLOBOVISION y TELEVEN a sus testaferros, sacándoles del camino de esta manera. Luego les quitó las divisas para importar papel y así extinguió a la prensa escrita como EL UNIVERSAL y EL NACIONAL, y el legendario diario EL CORREO DE CARONI que existía desde los tiempos de Simón Bolívar, el cual expropiaron sin miramientos. En Ecuador, Rafael Correa entabló un juicio por difamación contra EL UNIVERSO, ganándole en todas las instancias del dudoso Poder Judicial ecuatoriano y fijando una multa impagable.

Menos mal que organizaciones como IPYS Instituto Prensa y Libertad y el Consejo de la Prensa Peruana se han expresado contra la prepotencia y el pueblo en las calles ha rechazado esta injerencia gubernamental y de la Fiscalía como la Libertad de Prensa. ¿Ese es el camino que nos espera? ¡Estamos avisados!

(*) Excongresista de la República

(*) Expresidente del Consejo de Ministros

(*) La empresa no se responsabiliza por los artículos firmados. – #BetoOrtiz #JorgedelCastillo #MilagrosLeiva #RCTV #Opinión

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba