Puno

La tentación autocratica

No hay precedente de un régimen comunista -o, para el caso, de socialismo totalitario- que no se haya convertido, inmediatamente después de su llegada al Poder, en una autocracia que, como bien sabemos, conduce a la más oprobiosa, corrupta e impune de las dictaduras.

Según el Presidente de Estados Unidos, en lo que se conoce ahora como la doctrina Biden, el siglo XXI será el de la confrontación entre democracia y autocracia. Y, de acuerdo a un reciente estudio, entre el 2015 y el 2019 doce países han caído en la autocracia de extrema izquierda o extrema derecha y sólo siete han recuperado la democracia. O sea, la corriente política es negativa.

Por tanto, no es casualidad que el Departamento de Estado norteamericano y el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de ese país hayan apoyado la supuesta transparencia de las elecciones presidenciales en el Perú: ese mismo estudio, publicado por la prestigiosa revista Foreign Affairs, señala que el Perú se ha librado con las justas de caer en manos de la “autócrata Keiko Fujimori” derrotada por escaso margen por el “izquierdista Pedro Castillo”.

Y que Keiko Fujimori remeda simétricamente a Trump en su afán de denunciar un fraude inexistente. No me extraña tal cúmulo de desinformación después de escuchar a Sagasti en televisión, hace algunos días, hablando sobre su supuesta y falsa imparcialidad pero comparando la situación electoral del Perú con la que generó Trump en EEUU, argumento ya repetido desde hace varias semanas por la caviarada.

Y tampoco después de leer la carta que el inédito Embajador del Perú en España le dirige a la Presidenta de la Comunidad de Madrid donde resalta que “más de una docena de misiones de observación electoral… han reconocido que las elecciones en el Perú se han realizado “de manera libre y democrática”.

Está claro que el régimen caviar de Sagasti ha movido sus hilos para, a través de una bien montada patraña, ocultar que el real peligro autocrático lo representan Pedro Castillo, su socio Vladimir Cerrón y el partido comunista Perú Libre (a) “Los Dinámicos del Centro”. No hay deslinde alguno de Pedro Castillo sobre la materia.

(*) Presidente de Perú Nación

Presidente del Consejo por la Paz

(*) La empresa no se responsabiliza por los artículos firmados. – #FranciscoDiez-CansecoTávara #PedroCastillo #Trump #VladimirCerrón #Opinión

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba