OpinionPolitica

Las columna de Guido Núñez | Evo vuelve “y su influencia en el Perú”

De manera contundente, en primera vuelta y por una gran diferencia, el Movimiento al Socialismo (MAS) vuelve a tomar el poder en la República de Bolivia, y lo hace después de un año en el que Evo Morales renunciara obligadamente al cargo de Jefe de Estado.

Hoy, Evo, se encuentra asilado en la Argentina, y planea el retorno a su país de origen, y con ello, se espera una marcha multitudinaria al que denominaría “volvimos millones” producto de la frase primigenia sensibilizadora de “Volveremos millones”, pero esta vez no como mandatario, sino, quizá como asesor, colaborador y garante para que la nueva gestión se instale continúe con la política de nacionalización y defensa de los pueblos oriundos bajo el “mando” del nuevo presidente constitucional que recae en Luis Arce y David Choquehuanca, compañeros de su entera confianza de Evo.

Es necesario recordar que Bolivia en los últimos 14 años entró en una renovación y reforma profunda de su Estado, desde el cambio de la Constitución, hasta la reivindicación de los pueblos originarios; se constituyó como Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional, Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomía propia.

Lo que ha llamado la atención de los países del mundo y muy especialmente de los países latinoamericanos, incluidos nuestro país. Su modelo económico le ha permitido recuperar la dignidad de sus pueblos y su gente, como hemos podido ver; la nacionalización que promovieron no era tan mala como lo quisieron hacer ver los ultraderechistas.

En ese contexto, creemos que el escenario de Bolivia influirá en cierta medida en las próximas Elecciones Generales 2021 en el sur de nuestro país, debido a la connotación que aspira llegar un sector de la población con el modelo político y económico de Bolivia. Por otro lado, la investidura de Luis Arce, como nuevo presidente de Bolivia, será el 8 de noviembre del 2020, y la corriente de Evo se transmutará con gran fuerza de enero a abril del año 2021, —En plena campaña política en Perú— La izquierda recibirá un nuevo respaldo popular en nuestro país, inspirado en la política del MAS, sin embargo, en el centro y en el norte la influencia será tibia o casi nula en los sectores A y B.

En nuestro país vemos que todos los partidos y sus promotores ensayan fórmulas de candidatos que les permita; primero, pasar la valla y luego, intentar ganar las elecciones generales, y con ello, buscar una bancada representativa en el Congreso. Una campaña que tendrá una connotación distinta a las demás debido a lo que nos viene dejando la pandemia del Covid-19

Finalmente, Bolivia reforzará al sur con la tendencia de Evo, el centro del país buscará un presidente que le ofrezca la recuperación económica y estabilidad gubernamental, el norte, en su confusa pretensión, repartirá los votos a todas las tiendas políticas, dejándose llevar por el aparato político y la propaganda influyente.

Puno comenta!
Puno Vive
the authorPuno Vive

Deja una respuesta