CulturaNoticiasPuno

Las cuatro “China Sajras” del Centenario Conjunto de Sikuris Mañazo

Gráfica| Fb: Odiseo Pincelsiku.

El conjunto de Sicuris del barrio Mañazo, que yo recuerde, a lo largo de su historia, ha tenido hasta cuatro chinas diablas, dentro de la ley. Memorables. Y otras tantas, casuales.

Dentro de las cuatro están: Julio Arenas Pineda, Juan Meneses Díaz, Gran Jefe kukuchi Ojo de águila Leandro Macedo, y Volvito Montesinos.

Te puede interesar:  Puno está de Luto, fallece Juan Meneses Díaz ilustre promotor de la cultura puneña

CHINA DIABLA

Para quién no lo sepa, una China Diabla, dentro de dramatis personae, es decir, en el elenco, es un personaje bufo y travestido, un varón que baila como la mujer del supay o de quien sea. Dentro de la diversidad ad libitum de pasos, que caracteriza al conjunto, la china diabla tiene el suyo propio, bastante creativo, de alocada gimnasia, humorístico.

Es un personaje provocador, se mezcla entre el público y hace bromas de orden sexual. Macedo y Arenas, el 65, en Huancayo enamoraron a un oficial del ejército, que cayó en la trampa. Y del que luego se burlaron a más no poder.

Pues bien, Julio Arenas murió hace pocos días, Juan Meneses ha muerto hoy, Leandro Macedo hace unos veinte años, y Montesinos hace unos diez. Estas cuatro personas, Además de tener un carisma puntual, disfrazados o no, era personas instruidas, nobles y de profundo amor al terruño.

LA ANÉCDOTA

Meneses Díaz, trabajador administrativo de la Universidad, era un sindicalista comprometido con su gremio. Pero además un hombre al día, con el devenir de su institución. Siempre con la chispa de la gracia en los labios y en la actitud. 

Cierto día una autoridad de gran nivel ingresó a su oficina y encontró sentada en el asiento de la secretaria a una elegante cholita puneña: sombrero hongo borsalino, mantón de manila, pollera de terciopelo, botitas blancas.

El jerarca al ver distraída a la cholita, sigiloso se acercó para barazarla y acariciarla como solía hacer con sus secretarias, pero de pronto la cholita levanta la cabeza, y para sorpresa de la autoridad era el famosísimo loco Meneses, que estiró sus labios para recibir el beso del jerarca.

Sorprendido el amoroso, se percata de la terrible situación, da un salto hacia atrás, era Juan Meneses Díaz, la China Diabla del Mañazo, blanco, colorado, bigotes más o menos al estilo de Salvador Dalí, estirándole boquita. Un desencuentro calamitoso.

Te puede interesar: Llora Puno, fallece Julio Arenas conocido como la primera “China Sajra”

Es que el jefe se había acostumbrado a sorprender a sus secretarias y arrinconarlas, por eso es que cambiaban semana a semana y el jefe de personal más no podía hacer nada, hasta que surgió la idea de mandar a Meneses como secretaria. Y ese fue el sabio correctivo. Hasta que ambos se aburrieron y cada quien siguió su curso.

Muchas historias se podrían contar de Juan Meneses, tanto como de los otros bailarines mencionados. Lo cierto es que el Conjunto está de luto, la comunidad en general. Esta gente que nos hizo reír hasta llorar se ha va, y sabe Dios cuántos más tendrán que irse. Diana por las Chinas Diablas del Mañazo.

Por Omar Aramayo.

Puno comenta!
Puno Vive
the authorPuno Vive

Deja una respuesta