Puno

“Le recé al Señor para que nos vacunen y se me cumplió”

Tienen 57 años de casados, viviendo muchos buenos momentos de felicidad y alegría. Sin embargo, el último año la pasaron con mucho miedo por el temor de ser contagiados por el mortal COVID 19. Ahora, este miedo se cambió por esperanza para Carlos Enrique del Busto, de 80 años, y Lucrecia Vásquez Maqueira, de 83, pues ambos fueron inmunizados con la primera dosis de la vacuna del laboratorio Pfizer, este martes en el Hogar Canevaro, donde viven hace 8 años.

“Estamos felices, porque este es un puente para evitar que esta pandemia nos esté atacando a nosotros los adultos mayores. Doy gracias a estar a este albergue donde estamos protegidos”, dijo don Carlos tras recibir la dosis. Igual de alegre se mostró su compañera de vida, doña Lucrecia, quien también contó que conoció a don Carlos hace 6 décadas y desde allí decidieron unir sus vidas, y aunque quisieron familia, los hijos nunca llegaron.

“Es una alegría grande porque yo le pedía al Señor que nos vacunaran de una vez, porque teníamos ese miedo, ese temor, por la misma pandemia. No hemos salido para nada (en este año)”, señaló la octogenaria.
Afirman que viven bien en el hogar de Canevaro desde que llegaron hace 8 años y don Carlos aprovechó para hacer un llamado a todos los adultos mayores a no tener miedo a vacunarse.

“No hagan oído a esa propaganda de que la vacuna es mala, que la vacuna no sirve, que tal vacuna los puede afectar. La vacuna es un medio para poder sobrevivir y no recibir las enfermedades de turno, como en esta pandemia, este coronavirus, que ha matado a tanta gente y sigue matando. Por favor, vacúnense. Se los ruego”, invocó don Carlos.

Cabe señalar que 301 miembros del Hogar Canevaro fueron inmunizados este martes como parte de la campaña de vacunación contra la COVID-19 iniciada ayer entre los adultos mayores. – #HogarCanevaro #VacunasCOVID19 #Actualidad

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba