Puno

No al comunismo

El mensaje socialista que identifica a Perú Libre de Cerrón y Castillo con el comunismo, y oponen el «totalitarismo» que representan al «conformismo» de la derecha, pueden tener éxito cuando domina la hegemonía ideológica del extremismo marxista-leninista.

Este domingo 06 de junio tendremos todos los peruanos la histórica responsabilidad de salvar al país de las nefastas garras del comunismo que viene cual lobo feroz intentado devorar al Perú, como lo hizo con Cuba, Venezuela, Nicaragua, y otros países de la región, para someterlo a sus oscuros intereses que ya vivimos en los 80s y parte de los 90s, donde reinaba el caos, el miedo, la zozobra y donde nuestra libertad estaba secuestrada por el terror de Sendero Luminoso y el MRTA.

Queridos amigos, yo tenía 4 años de edad en el 94, vivía en la Región de San Martin, recuerdo clara y marcadamente, como sujetos vestidos con ropaje oscuro y de campaña pasaban tocando las puertas cargando enormes armamentos de guerra, pidiendo “colaboración para su lucha”, eran los emerretistas, extorsionando y causando miedo para que, sobre todo las madres, que estaban en casa, dieran lo que tuviesen, con el temor que les causen algún daño a ellas o sus pequeños hijos; en paralelo, en ese tiempo, escuche curiosamente una conversación de mi padre y familiares, que habían asesinado sin piedad a muchos pobladores entre ellos a la esposa e hijos de un pariente querido para la familia; en esa época, muchos acontecimientos terroríficos sucedieron en mi querida selva, en el bajo mayo, hechos que jamás puedo olvidar y que siempre tendré la fortaleza suficiente de condenar y repudiar, sin miedo y con la libertad que aun abrazo dentro de un país democrático y pacífico.

Somos muchísimos peruanos que hemos vivido de cerca lo que el senderismo y el emerretismo causó en nuestro Estado, y somos quienes ahora más que nunca decimos NO AL COMUNISMO, quienes defendemos un país pacífico, en libertad y con oportunidades, un país sin fronteras, que nos permita alcanzar nuestros sueños, un país que rectifique su rumbo pero en democracia, sin mordaza, sin miedo y con dignidad.

Este domingo nos jugamos el partido del bicentenario, el más importante y trascendente, porque no solo está en peligro nuestro futuro, si no el de nuestros hijos, nietos y de nuestras demás generaciones que merecen heredar un país libre y en paz; honremos nuestra propia memoria y seamos patrióticos, marquemos la “K” y derrotemos de una vez por todas al horroroso comunismo.

(*) Analista política y especialista en Gestión y Políticas Públicas.

(*) La empresa no se responsabiliza por los artículos firmados. – #ElenaPérezVargas #MRTA #PerúLibre #SenderoLuminoso #Opinión

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba