Puno

Ojo con la estrategia roja

Mientras en el Congreso de la República, salvo contadas excepciones, los otorongos han seguido demostrando por qué dicha institución fundamental de la democracia tiene solo el 9 por ciento de aprobación, los extremistas que siguen impulsando la violencia en el Perú como medio de llegar a sus objetivos políticos están logrando un propósito que no puede soslayarse y que golpea principalmente a quienes afirman defender: los más pobres.

En efecto, la consecuencia directa de los desmanes que han ocasionado es una inflación coyuntural pero muy significativa del precio de los alimentos, así como el desabastecimiento de los mismos y otras vituallas, especialmente en los lugares donde sus bloqueos de carreteras y amenazas a los comerciantes han tenido éxito. En Puno y otros sitios están “concediendo”, por ello, el levantamiento de dichas medidas “revolucionarias” por uno o dos días para no provocar una crisis total.

Pero no nos engañemos: para los marxistas leninistas de todas las especies que manejan la “protesta” política desde la cobarde oscuridad de su anonimato, es importante exacerbar las “contradicciones del capitalismo”, vale decir, profundizar la crisis para demostrar que lo que requiere el Perú es su cantado cambio de Constitución para instalar el comunismo que empobrece y sojuzga.

No olvidemos, tampoco, que en ciertas zonas de nuestra Patria ellos manejan la narrativa a su antojo, mintiendo y engañando descaradamente. Por tanto, su versión de la crisis, que pretenden instrumentalizar con carácter permanente, es que los causantes son los explotadores capitalistas, las transnacionales que no le dejan un cobre al Perú y los felipillos que las apoyan.

Entretanto, para su enorme satisfacción, la certificadora internacional de riesgos Moody’s ha colocado al Perú en posición negativa, el 2022 la inversión privada fue cero y este año debe repetirse con mayor énfasis tal situación y obviamente la inflación va in crescendo.

Más allá de la necesidad de la convocatoria de elecciones generales adelantadas y, por cierto, para que estas puedan realizarse sin tropiezos, es indispensable que el gobierno de Dina Boluarte identifique a los cabecillas, restablezca el principio de autoridad, levante los bloqueos y dé garantías a la población de que no prosperarán las amenazas de los terroristas que caminan de la mano con la extrema izquierda representada en el Congreso.

¿O por qué creen Uds. que dichos congresistas han bloqueado el adelanto de los comicios con el cuento de la convocatoria paralela a una Asamblea Constituyente? Obviamente, para que sus socios ocultos puedan seguir impunemente en la ruta de la crisis.

(*) Presidente del Perú Nación

(*) Presidente del Consejo por la Paz

* La Dirección periodística no se responsabiliza por los artículos firmados

The post Ojo con la estrategia roja appeared first on La Noticia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba