Puno

Pacientes que superan COVID pueden necesitar rehabilitación pulmonar

Haber superado el Covid-19 no nos asegura haber ganado la batalla por completo. El paso del coronavirus muchas veces deja secuelas en nuestra capacidad de respiración. De acuerdo a las estadísticas de atenciones en el hospital Guillermo Almenara, entre 20 y el 30% de los pacientes que han sido dados de alta, presentan alteraciones en su función pulmonar, señaló el neumólogo Octavio Cubas, jefe del Departamento de Medicina Especializada de dicho hospital de EsSalud.

De acuerdo a la explicación del especialista en neumología, una vez que el paciente ha sido dado de alta es necesario realizar una prueba de función pulmonar. Esta evaluación tiene por objetivo medir la capacidad de intercambio gaseoso y la respuesta al ejercicio. De esta manera, se puede conocer si el daño es pulmonar o muscular-pulmonar. Una vez diagnosticado, se indicará la terapia a seguir y los objetivos que se desean alcanzar, los mismos que serán ejecutados por el especialista en fisioterapia. “Una recomendación de vital importancia es no dejar que el tiempo transcurra y empezar la rehabilitación lo más pronto posible”, señaló el Dr. Cubas.

Para restablecer la función de los sistemas respiratorio y musculoesquelético de los pacientes, el protocolo de rehabilitación post COVID-19 contempla dos etapas:  la primera; ejercicios respiratorios para disminuir el esfuerzo al respirar, mejorar la oxigenación y aumentar la capacidad pulmonar. La segunda; terapia física general, cuyo objetivo es desarrollar y fortalecer las capacidades físico-motoras, mentales y sociales de cada paciente.

La terapia respiratoria se trabaja sentado, echado y combinando ambas posiciones. La idea es realizar ejercicios de inspiración y exhalación prolongada, así como llamada respiración diafragmática. También se busca que el paciente aprenda a toser para lograr una mejor expulsión de las secreciones. La terapia física por su parte, busca fortalecer los músculos estirar el cuerpo para aliviar dolores musculares y entrenar el equilibrio para aquellos que presentan inestabilidad al caminar.

El Departamento de Medicina de Rehabilitación del hospital Almenara realizó 961 evaluaciones funcionales durante el 2020 y brinda atención a los pacientes afectados por COVID-19, en las áreas hospitalarias y ambulatorias con un enfoque integral. Aquí se realizan evaluaciones especializadas y manejo oportuno de pacientes críticos.

Luego del alta el personal sigue trabajando, pues se abordan las complicaciones de índole respiratoria y neuromusculoesquelética, con la participación de un equipo multidisciplinario, en un área equipada para dicho fin. El medico rehabilitador realiza la prescripción del ejercicio físico individualizado y supervisa las sesiones de rehabilitación. – #COVID19 #EsSalud #Rehabilitaciónpulmonar #Actualidad #Salud&Bienestar

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba