NoticiasPuno

Padrastro habría abusado de hija con el consentimiento de su madre (VIDEO)

Foto/Difusión

Redacción Sol de los Andes

Juana Condori Musaja (32) es una ama de casa de cuatro hijos que aceptó que su actual esposo, Juan Carlos Chayña Panca (39), abusó sexualmente y embarazó a su menor hija cuando tenía once años.

La mujer reconoció que, para que el caso no sea un escándalo porque la menor aún está estudiando en el colegio, la llevó a Juliaca. Allí permitió que le practiquen un aborto.

Su confesión quedó registrada en un video de interrogatorio policial en las oficinas de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional de Puno.

Según el registro fílmico, Juana Condori da una explicación particular sobre por qué permitió y aceptó el abuso sin dar parte a ninguna autoridad.

“! Así ha sido señor (policía). ¡Yo le voy a contar la verdad! Mi hija como es grande, mi hija misma, se había ofrecido. Yo soy mujer también. Como yo soy mujer, yo he hablado con mi hija, dice que le quiere bastante a su papá”. El padre también reconoció el vejamen. “Sí, una vez ha pasado estaba mareado (…)”, admitió.

La pareja hizo esta confesión luego de quedar detenidos por miembros del orden. Esto fue posible, tras una denuncia verbal que formuló el hijo de 17 años de la mujer, quien advirtió que el 31 de marzo último, su padrastro venía haciendo tocamientos indebidos a su hermana con el propósito de mantener relaciones sexuales. La denuncia se asentó el 01 de abril.

El menor reveló además que su hermana era objeto de abuso sexual desde los nueve años y la última relación la habría mantenido el 14 de marzo. Lo sabía porque su propia hermana se lo confesaba.

Contó además que su madre le hacía colocar a su hermana inyecciones para que no se embarace. Reveló además que en noviembre de 2019 encontró a su padrastro teniendo relaciones sexuales con su hermana. La confesión de los padres simplemente terminó de ratificar lo que el menor contó a la Policía Nacional.

El caso terminó en manos de la fiscal, Eliana Pari Llanos, de la Segunda Fiscalía Penal de Puno. Pari Llanos ordenó la libertad del imputado porque la menor agraviada, en su entrevista de Cámara Gesell, no confesó los vejámenes y desacreditó a su hermano. Sin embargo, tenía conocimiento de la grabación policial. La propia familia le habría puesto un abogado a la escolar en su declaración.

VIDEO

Puno comenta!
Puno Vive
the authorPuno Vive

Deja una respuesta