Politica

Pedro Castillo y su esposa habrían cometido fraude académico durante el desarrollo de su tesis

El pasado académico del presidente Pedro Castillo viene siendo cuestionado por las similitudes con otras publicaciones, pero esta no sería la única falta cometida por la actual pareja presidencial. Un reportaje de Panorama señaló que el jefe de Estado y Lilia Paredes habrían cometido fraude académico al consignar información falsa sobre la identidad de los validadores de sus instrumentos de investigación

Al optar por una tesis cuantitativa, los autores de “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del cuarto ciclo de la Institución Educativa 10465 Puña” indicaron que se realizaron cuatro talleres de una hora cada uno para nutrir de data su trabajo. Un grupo de niños de tercer y cuarto grado de primaria del colegio donde estudió Pedro Castillo habrían respondido 60 preguntas.

Los instrumentos utilizados en los talleres necesitaban de la validación de tres académicos para ser usados. Es así que en el trabajo se adjuntan las fichas donde especialistas dan luz verde al cuestionario. “Soy de la opinión que debe llevarse a cargo la investigación porque reúne las condiciones de acuerdo al instrumento de investigación”, se lee en una de las fichas llenada por Solís Díaz Andrea Jesús. Sin embargo, los datos de esta persona no se encuentran en la Reniec.

El trabajo con el que obtuvo el grado de magíster en educación fue elaborado junto con su esposa.
El mismo resultado se encontró al verificar los datos de Hualcas Reyes John, pero los datos consignados corresponden a Yupanqui Briceño Carmen Rosa. El único validador que sí pudo ser ubicado fue Eddy Carlo Figueroa Coroando. Este ciudadano confirmó conocer el trabajo publicado por el presidente y su esposa, pero también señaló que fue jurado de tesis.

Para Marcel Vásquez, profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, “la única persona que puede interactuar contigo antes de ir al jurado es tu asesor. Si hay una persona que es parte del jurado y a la vez ha sido parte de la tesis en alguna función, habría una incompatibilidad ética”.

El reportaje difundido la noche del domingo reveló que una foto de niños sosteniendo una hoja habría sido utilizada como prueba de la realización de los talleres, los mismos cuyo cuestionario fue respaldado por académicos cuyos datos no han podido ser encontrados en Reniec.

DEMASIADAS SIMILITUDES

La tesis publicada por Pedro Castillo y su esposa tendría 54% de similitudes con otras publicaciones según el programa Turnitin. El profesor de investigación académica, Pierre Foy, señaló que el presidente Castillo “se atribuyó palabras e ideas de una veintena de autores” a lo largo de la tesis.

La tesis de 121 páginas dedica 26 a la escritura del marco teórico. Según Panorama esta parte de la investigación habría sido copiada en su totalidad. “El fraude académico se produce cuando una persona actúa con deshonestidad y se apropia de contenidos de otros autores y los hace pasar como otros”, dijo el profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Marcel Velásquez.

El mismo académico resaltó que ningún trabajo debería ser aceptado si supera más del 20% de similitudes con otras publicaciones. Dado que más de la mitad del trabajo de Pedro Castillo y su esposa, Lilia Paredes, habría sido copiado, Vásquez considera que “no tiene ningún valor y que no ha contribuido a su campo disciplinario”.

Cabe recordar que Turnitin es capaz de examinar diversos tipos de archivos para luego emitir un resumen que señala las coincidencias y similitudes con otros documentos que forman parte de la base de datos que maneja. El software por su cuenta no es capaz de confirmar la existencia de plagio, esta tarea recae en el especialista que utilizará el reporte brindado para realizar un examen minucioso del trabajo en cuestión.

Fuente: Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba