PunoRegional

Previo a la pandemia, familias sin acceso a la red pública pagaban hasta 38% más por agua potable

Sunass plantea la implementación de un Servicio Prestado en Condiciones Especiales (SPECE) para abastecer a esta población, mientras se cierra la brecha de cobertura de red

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) informó, a través del boletín estadístico Sunass en cifras, que 736 mil peruanos, en condición de pobreza, no tienen acceso al agua potable a través de la red pública en el área urbana, según la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) 2020.

De ese total, el 74% (544 mil personas) se provee de agua potable a través de camiones cisterna; mientras que el 26% (191 mil personas) se abastece con fuentes naturales como ríos o manantiales, es decir, con agua no segura y sin ningún tipo de tratamiento, que los expone a posibles enfermedades (ver gráfico).

Actualmente, de manera temporal y gratuita, gran parte de la población que no tiene acceso a la red pública es abastecida con agua potable por las empresas prestadoras de saneamiento (EPS), a través de camiones cisterna, en virtud del Decreto de Urgencia n.°036-2020, emitido en el marco de la emergencia sanitaria por la COVID -19.

Antes de la pandemia, estos usuarios, según la ENAHO 2020, debían pagar hasta 38% más, o 6 veces más, de lo que paga un hogar pobre, pero con acceso a la red pública. Por su parte, quienes por diversas circunstancias no se benefician con el reparto gratuito de agua potable, continúan pagando este exceso por recibir agua de las cisternas. Es decir, pagan en promedio S/11 más por el consumo mensual, con el agravante de que el agua que reciben no llega, necesariamente, en condiciones de calidad.

En tanto, el reparto de agua gratuito establecido por el ejecutivo, en el marco de la emergencia sanitaria, es una medida de urgencia temporal y tampoco logra cubrir a toda la población sin acceso a la red. La Sunass plantea considerar la implementación de un Servicio Prestado en Condiciones Especiales (SPECE), para que las EPS puedan abastecer mediante camiones cisterna a esta población, cobrando un precio justo, fijado por el regulador.

Esta sería una solución alternativa, mientras se trabaja para cerrar la brecha de cobertura y se avanza en el propósito del acceso universal a los servicios de saneamiento.

Esta información forma parte del boletín estadístico Sunass en cifras, que está publicado en la página web www.sunass.gob.pe

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba