Puno

Próximo gobierno la tendrá difícil

Gane quien gane las elecciones del próximo domingo 06 de junio tendrá una gestión muy difícil y complicada. El próximo gobierno, ya sea de Pedro Castillo o Keiko Fujimori, no solo tendrá que hacerle frente a la pandemia y sus consecuencias económicas, sino también a un panorama político convulsionado y complejo. Para empezar, ninguno de los dos tendrá la aceptación mayoritaria de la población, pues en el caso del primero, solo 18.9 de cada 100 lo eligió en primera vuelta, mientras que, a la segunda, 13.4. Los porcentajes adicionales que saque el ganador en el balotaje no corresponderán a un apoyo auténtico, sino a quienes optarán por el denominado “mal menor” en una decisión por simple descarte.

El respaldo que reciba la bancada oficialista en el Congreso es clave para la fluidez de la administración de gobierno en materia legislativa. Sin embargo, con los 37 congresistas que tendrá, sería difícil que Perú Libre logre el consenso para allanarle el camino al Ejecutivo, pues solo contaría con el apoyo seguro de Juntos por el Perú, que tiene únicamente cinco escaños. Más poder tendría Fuerza Popular que, pese a haber logrado solo 24 curules, ya aseguró el respaldo de tres importantes bancadas, Alianza para el Progreso (15), Renovación Popular (13) y Avanza País (7), las que garantizan una alianza natural por afinidad política e ideológica.

La experiencia indica que la alianza entre los partidos políticos de izquierda es más coyuntural, más táctica que estratégica, lo cual ya es otra desventaja para Castillo, quien enfrentará, además, una división al interior de su bancada, pues si bien 21 de sus congresistas virtualmente electos son profesores, como él, la mayoría de los 37 respondería a órdenes de Vladimir Cerrón, fundador y dueño del partido. Esta facción sería dirigida por Waldemar Cerrón, hermano de Vladimir.

De hecho, la bancada oficialista, en el próximo gobierno, tendrá que suscribir alianzas para procurar la gobernabilidad, pero bien sabemos que los acuerdos no siempre son sostenidos en el tiempo y además está el problema del transfuguismo. Recordemos que el 2016 Fuerza Popular consiguió 72 escaños, pero terminó con 55 debido a las renuncias y expulsiones.

Sea como fuere, ya Castillo o Fujimori en Palacio de Gobierno, se necesitan consensos para echar a andar al país, siempre y cuando no se vulnere la ley ni se ponga en riesgo la democracia. Estaremos atentos. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmó. – #congreso #KeikoFujimori #MartínValdiviarodríguez #PedroCastillo #Opinión

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba