CoronavirusPuno

Puno | Coronavirus fue confundido con enfermedades respiratorias

Cada año entre mayo y agosto el altiplano soporta un invierno crudo. La consecuencia de esta estación se manifiesta en la ciudadanía en infecciones respiratorias agudas (IRAS) y neumonía.

Estas enfermedades que son propias de esta época del año en esta parte del país, se han convertido en un factor de confusión para diagnosticar casos COVID-19, que tienen síntomas similares: tos, fiebre, dolor en el pecho, entre otros.

Percy Casaperalta Calcina, director ejecutivo de Epidemiología de la Dirección Regional de la Dirección Regional de Salud, señaló que la mayoría de portadores que han superado el virus y quienes han perdido la vida no supieron afrontar la situación porque confundieron al coronavirus un resfrió característico en el altiplano.

“Esta es una nueva enfermedad. Los síntomas se han confundido en la mayoría de casos con una gripe común y se ha dejado que el virus avance. Esa es la tendencia de los casos más graves y muchos de los cuales han terminado en fallecimiento de las personas. En la práctica hubo exceso de confianza”, sostiene el especialista.

Casaperalta indicó que la sintomatología entre coronavirus, las IRAS y la neumonía son similares. Ello permitió que los infectados en vez de usar el tratamiento aprobado, optaron por automedicarse. “Esto ha sido letal. Mientras creían que se recuperaban estaban permitiendo que el virus se desarrolle y sólo reaccionaron cuando estaban en fase avanzada. Eso en parte podría explicar por qué se elevaron los muertos y afecciones graves”.

El epidemiólogo Ernesto Valdemar, indicó que otro factor peculiar de Puno es que en otros caso hubo pacientes positivos que no presentaban sintomatología alguna, pero su situación de salud se agravó con el intenso frío provocando una inflación de las vías respiratorias.

“Podría decir que las IRAS y la neumonía ayudaron mutuamente para que se desarrolle la COVID. En algunos casos la gripe jugó en contra y el otro el virus se ayudó del resfrío para desarrollarse. Todos estos datos tendrán que someterse a estudio porque habría que determinar con investigaciones cuánto ayudaron las IRAS para que la pandemia se extienda con facilidad”, precisó.

Valdemar acotó que todas las tesis que apuntaban a que la COVID-19 no tendría mayor impacto en las zonas de altura, hicieron que se subestime a la pandemia. “Eso ha traído serias consecuencias. La gente ha entrado en confianza y confusión. Eso prueba que la especulación trae serias consecuencias”.

Caso Juliaca
Según el médico intensivista Rogelio Colque, Juliaca es la ciudad donde más confusión hubo entre COVID y gripes. “Todos los pacientes que traté reconocen que pensaban que lo que les afectaba era la gripe de cada año. Sólo reaccionaron cuando afrontaron dolores intensos y problemas para respirar. Aun así ni siquiera adoptaron medidas adecuadas porque se trataron con mates, propio del hombre del ande. Hubo desconocimiento total”, acostó.

Juan Carlos Mendoza Velásquez, gerente de EsSalud Puno, aseguró que de acuerdo al departamento de inteligencia epidemiológica de su sector la segunda quincena de agosto habrá un pico de contagios y fallecidos en Puno y Juliaca. Cuando las cifras lleguen a su pico, las consecuencias de esta confusión entre IRAS, neumonía y COVID, se verá con mayor intensidad.

Fuente: La República

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba