Christian Reynoso

Shakespeare, Vallejo y el Covid-19

La próxima semana se cumple un año desde que los primeros casos de neumonía reportados en la ciudad china de Wuhan pasaron a convertirse en noticia. Entonces todavía el virus era desconocido y nadie imaginaba que pronto se convertiría en una amenaza mundial, tras la escalada de contagios y muertes. En enero los noticieros peruanos reportaban las incidencias, pero aún eran noticias lejanas que veíamos improbables que nos afecten. Hoy, después de un año, Inglaterra ha sido el primer país que ha aprobado y autorizado el uso de vacunas contra el Covid-19 con una eficacia del 95 por ciento.

Resulta significativo que el primer hombre en haber sido vacunado sea homónimo del poeta y dramaturgo más importante de la literatura inglesa: William Shakespeare. Sin duda un mensaje elegante de esperanza y belleza frente a la tragedia que el mundo vive. William, conocido por sus amigos como Bill, tiene 81 años y es un hombre flaco, usa lentes y ostenta la cabeza calva. Sus nietos le han llevado unas pinturas que lo han acompañado durante la intervención. En tres semanas deberá regresar para la segunda dosis. Lo mismo que Margaret Keenan de 90 años, la primera mujer en recibir la vacuna.

Mientras tanto, en el Perú, que atraviesa el día 268 de confinamiento y cumple un mes de la vacancia de Vizcarra, la agenda parece haber variado drásticamente. De la permanente información sobre el Covid-19 y las acciones del gobierno en la era Vizcarra, hemos pasado por un absurdo escenario de crisis y violencia, provocado por el efímero Merino y compañía, para entrar a un período de nuevo comienzo, con Sagasti como presidente, pero que parece que no termina de despegar. La emoción vallejiana ha sido aplastada por las protestas en Ica, las cuitas del sector Interior y por una conflictividad social que ha vuelto a sacudirse.

En todo caso, hemos vuelto a la normalidad de siempre o estamos más cerca de ella, puesto que cada vez se normalizan las actividades en los diferentes rubros a excepción de la educación; sin embargo, la enfermedad se mantiene y los casos y muertes no dejan de aumentar. El Perú sigue, tras Brasil, Argentina, Colombia, como uno de los países más golpeados en la región. Situación que requiere de una mayor atención de las autoridades de todos los niveles como de una mayor consciencia ciudadana. Como diría Shakespeare: “No dejes que la mano, del invierno malogre, / tu verano sin antes, ver como te destilas”. O como diría Vallejo: “Hay ganas de volver, de amar, de no ausentarse, / y hay ganas de morir…”.

Puno comenta!

Christian Reynoso

Escritor y periodista peruano. Autor de las novelas: "La tempestad que te desnuda", "El rumor de las aguas mansas" y "Febrero lujuria", entre otros libros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba