Puno

Sucamec instalará sede para controlar tráfico de armas en el Callao

El Gobierno Regional del Callao y la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) suscribieron un convenio marco de cooperación interinstitucional para la creación de una oficina desconcentrada de ese organismo en el primer puerto, comprometiéndose así a trabajar de la mano por la tranquilidad de las familias chalacas, enfrentando a las mafias de tráfico ilícito de armas de fuego.
El gobernador regional del Callao, Dante Mandriotti, destacó que se hará realidad por primera vez, la instalación de una sede de Sucamec en el Callao, a través de la firma de un convenio específico. “De esta manera la Región Callao se encontrará mejor preparada para enfrentar la delincuencia y el tráfico ilícito de armas en beneficio de la seguridad chalaca y del país”, subrayó.
Por su parte, el superintendente de la Sucamec, Juan Antonio Álvarez Manrique, expresó que la instalación de la oficina desconcentrada en el Callao tendrá un impacto directo en la ciudadanía, porque coadyuvará al control y registro de las armas y, por lo tanto, mejorar la seguridad ciudadana. “La población ansía que los delitos y la percepción de inseguridad se reduzcan”, enfatizó.
El general José Sosa Dulanto-Badiola, gerente regional de Defensa Nacional, Defensa Civil y Seguridad Ciudadana (GRDNDCYSC), indicó que el Callao es la única región del país que no cuenta con una Oficina Desconcentrada de Sucamec, y que su instalación permitirá ejercer un control de las armas legales y retirar de circulación las ilegales.
A través del acuerdo, cuya vigencia es de dos años, ambas partes se comprometen a establecer vínculos que viabilicen la suscripción de convenios específicos, colaborar y brindar facilidades para el desarrollo de proyectos, actividades u otras labores que se desarrollen como parte de estos. – #DanteMandriotti #GobiernoRegionaldelCallao #Sucamec #Actualidad

Puno comenta!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba